Bienvenidos

"El desastre de María" ha vuelto. Y viene renovado y con contenidos completamente diferentes.

Disfruta de "El desastre de María, 2.0".

viernes, 26 de mayo de 2017

Reseña de la serie "Prison Break"

¿No veias "Prison Break"? ¿En serio? Tienes que verla. ¡Es chulísima! Va de cárceles, un inocente apresado, un hermano tatuado, una médico ex-drogadicta, un capo de la mafia, un violador asesino, un loco, un huevón que no merece a la chica de la que está enamorado, un tatuaje que no es lo que parece, una misteriosa grulla de origami... 

Con estos argumentos me intentaba convencer mi novio de que viese "Prison Break", una serie americana estrenada en 2005. Pues sí, ha llovido muchísimo desde entonces. Y me negaba en rotundo a tener un nuevo vicio. Ya tenía tantas series en rueda que me era imposible pensar en empezar otra más. "Sólo un capítulo y si no te gusta la veo yo solo otra vez, como en su momento", me decía. Uff...¿sólo un capítulo? ¡De eso nada! He estado (y estoy) enganchada a muuuuchas series, pero nunca (y va completamente en serio) he estado tan nerviosa, me he mordido tanto las uñas y había suspirado desesperada e histérica viendo una serie. Una vez dado al play no había vuelta atrás.

Sinopsis

La serie trata sobre la injusta encarcelación de Lincoln Burrows (Dominic Purcell) por un asesinato que no cometió. Es encerrado en la prision de Fox Rivers, a la espera en el corredor de la muerte. Su hermano pequeño Michael Scofield (Wentworth Miller) cree en su inocencia, así que idea un plan lleno de entresijos, detalles y secretos — que se irán revelando a lo largo de la serie — para sacar a su hermano de prisión. En sus planes entra frecuentar la enfermería y allí conocerá a Sara Tancredi (Sarah Wayne Callies), la doctora de la que se irá enamorando capítulo tras capítulo. Puede que vaya pareciendo todo sencillo, pero no pararán de surgir imprevistos que harán que te explote la cabeza.


Mi opinión personal

Primera temporada: la impotencia de ver cómo la trampa a Burrows era cada vez más perfecta y más difícil de descubrir me quemaba capítulo a capítulo, así como el detallísimo y muy pero que muy brillante plan — hasta límites insospechados — escondido en el tatuaje de Michael sobre el plan de fuga. Cuando vemos los indicios de que Michael empieza a poner una nueva parte del plan no podemos llegar a imaginar nunca sus verdaderos planes hasta casi el final de capítulo.


Segunda temporada: trascurre en Panamá, el destino exótico al que deseaban huir desde Estados Unidos para vivir por fin una vida lejos de la justicia. Sin embargo, no todo serán arcoiris y unicornios. Personalmente, me ha parecido más floja que la primera, aunque también tiene su acción. Al fin y al cabo, en esta temporada no están encerrados en prisión y los protagonistas tienen más libertad de movimiento incluso aunque les pisen los talones. Más emocionante me pareció la primera donde, al estar encerrados, tienen unos recursos y posibilidades ínfimas de que sus planes salgan según lo previsto.

Tercera temporada: siendo una serie sobre cárceles no podrían estar siempre en libertad viviendo la vida loca y envueltos en asuntos de La Compañía y huyendo de las autoridades. En esta temporada, serán internados en Sona, una cárcel de Panamá que hará parecer Fox River un cuento de hadas. Basada en la cárcel real de Carandiru en Sao Paulo (Brasil), donde después de un motín de los presos, con su correspondiente masacre, los guardas se marcharon de allí. Esta temporada me gusta más que la segunda, ya que al ambientarse en una prisión, los capítulos me recuerdan, en cierto modo, a la primera temporada. Aunque como he comentado, esta cárcel es mucho más dura, pues los guardias la custodian desde el exterior, dando toda una vida de posibilidades, contrabando y normas propias de los presos.

Cuarta temporada: Sinceramente, por una parte me ha dado una pena tremenda acabar la serie mientras que por otro lado no puedo sentirme más aliviada. Es una temporada también repleta de acción y, con la emoción de ser la última, la he vivido con bastante intensidad.

Personajes: he sentido asco - literalmente - y rabia por personajes como T-Bag, cuya maldad se extiende y se propaga cada vez más, sólo disimulada en un par de capítulos donde encontramos a un Bahuel que lo único que ha querido siempre es ser amado. El amor del Franklin por sus chicas, hasta el punto de tomas las peores decisiones que le mantendrán unido a su familia bajo una presión que no siempre tendrá en acuerdo a la familia. He tenido sentimientos encontrados por Bellick, un trabajador de la prisión de Fox Rivers al que odiar pero por el cual sentir mucha ternura - incluso lástima a veces - cuando se descubre la tierna relación que mantiene con su madre. Otros personajes por el cual he tenido esos mismos sentimientos encontrados han sido Paul Kellerman, Alex Mahone, John Abruzzi, Gretchen...por otro lado, he sentido pena por Sucre y ese amor sentido que a veces parece correspondido y otras no. Un quiero y no puedo en toda regla.

En cuanto a los personajes principales (Michael, Lincoln y Sara) me parecen una combinación perfecta para la trama principal: tras preparar un perfecto plan de fuga que, a lo largo de la primera temporada, sufrirá importantes cambios, Michael es capaz de cometer un atraco a un banco y dejarse atrapar para poder entrar en la misma prisión que su hermano. Sacrifica toda su vida para hacer sacar a su hermano de prisión. Además, es la misma cárcel que él mismo diseñó. Otra característica a tener en cuenta es que Michael Scofield posee una inteligencia y memoria asombrantes. Lincoln Burrows, por otra parte, se siente entre la espada y la pared: está condenado a muerte y es casi imposible que pueda salvarse. Así que se quita una pesada carga de encima cuando su hermano le cuenta que tiene un plan de escape. Y, por otro lado, le atemoriza el final de su hermano al haber arriesgado toda su vida para ingresar en prisión: un borrón en su currículum y su vida. Finalmente, Sara, la otra persona de interés del protagonista. Al principio de la serie, no es que tenga un papel precisamente importante (al menos desde mi punto de vista). No, al menos, comparado con el de Michael y Lincoln. Pero se va convirtiendo en un papel más y más relevante conforme el protagonista se enamora de ella, y viceversa. No es que la serie sea de amor, pero desde luego para mí es una historia más que romántica.

Por si no tuvierais suficiente con ver la serie, este año sacarán la última y definitiva temporada donde esperamos quedar más que satisfechos con el gran final definitivo.


Michael a Sara.: "Cuando era niño no podía dormir porque creía que había un monstruo en el armario, pero mi hermano me dijo que no había algo, más que miedo, y que el miedo no es real, dijo que no estaba hecho de algo, que sólo era aire, o ni siquiera eso. Dijo que tenía que enfrentarlo que sólo debía abrir la puerta y que el monstruo desaparecería.".

-¿Quién te ha hecho esto? - le pregunta Sara a Michael después de verlo morado de golpes. -No me obligues a mentirte.

En esta vida solo hay 3 cosas que son seguras: La muerte, los impuestos y el recuento.

"Quiero ser parte de la solución, no del problema" Sara Tancredi.

Michael a Sara: "Una vez lo sacrificaste todo por mí, ya es hora de darte las gracias"


No hay comentarios :

Publicar un comentario